Un domicilio un árbol

Acerca del proyecto

Acerca del proyecto

Scroll

¿Por qué surge el proyecto?

Como compañía queremos dejar una huella que transforme positivamente nuestro entorno. Se estima que en 2019 los restaurantes de Takami generaron 5.400 toneladas de CO2. Queriendo ser parte de la solución, hemos encontrado una forma de compensar estas emisiones por medio de uno de los elementos más nobles de la naturaleza: el árbol.

¿Cómo funciona?

Cada domicilio que usted pida directamente en cualquiera de nuestras marcas (Osaki, Central Cevichería, Sipote, Ugly American, La Fama, BÁT, Elemental) contribuirá a la gestión y conservación de un árbol en el departamento del Caquetá. Harán parte y agregarán nuevos árboles a este programa los domicilios realizados en nuestros portales web o call center. Inicialmente, la vigencia y conservación de estos árboles está garantizada durante un año a partir del inicio del programa (enero 23 de 2020). Nos hemos propuesto trabajar en períodos de un año. Al finalizar este periodo, presentaremos un informe a nuestros aliados y clientes con el monitoreo de los árboles producto de este proyecto. Es de nuestro interés continuar por el tiempo que sea posible con esta iniciativa de conservación ambiental.

¿Por qué en el Caquetá?

Es el quinto departamento con mayor índice de deforestación en Colombia, el cuarto país con la taza de deforestación más alta del mundo. El país que en el 2018 tuvo un área arrasada equivalente al territorio que ocupan Bogotá y Soacha. También es el departamento que nos provee un porcentaje importante de los quesos que usamos en nuestra operación.

¿Cómo llegamos allá?

En el 2016 encontramos un aliado que decidió cambiar la forma en que operaba su industria local: el comité de ganaderos de Caquetá con su marca Queso Caquetá. Hoy en día nos abastecen con 2.7 toneladas de queso al mes, producidos en fincas donde la ganadería extensiva se ha venido reemplazando por paisajes en los que conviven en armonía el bosque y las praderas.

El objetivo

La conservación de al menos 70.000 árboles anuales y la creación de 40 Reservas Naturales de la Sociedad Civil que nos permitan desarrollar un modelo de compensación voluntaria basado en la recuperación de la Amazonía colombiana.